EMMANUEL LUNA

el .

A través de cinco preguntas, el artista venezolano explica el proceso de creación de su obra pictórica.

 

 

¿Cómo nace y se desarrolla su vocación artística?

Mis primeros recuerdos con relacionados con una visión estética son de los seis o siete años, en mi casa de Maracaibo. Los fines de semana de vez en cuando me despertaba antes, más temprano que mi familia, y paseaba por la casa observando la luz del amanecer entrando por grandes ventanas mientras pasaba entre las ramas de los árboles del patio. Son muchos los detalles y los momentos que recuerdo. Considero que está relacionado con la observación y la contemplación del mundo que me rodea para hacerlo parte de mi mundo interior, como esos recuerdos forman parte de mi mundo, de mi infancia y de mis sensaciones inconscientes. En mis recuerdos la luz y la sombra, el color y la descripción de la forma se presentan como una revelación estética a través de la contemplación de esos espacios. He crecido con esto, igual que cuando era pequeño sigo contemplando y emocionándome con cosas sencillas.

¿De qué manera llega a una obra?

Son varias las maneras. Una cosa es para mí la imagen-idea. Esto viene de la atención constante, de la paciencia de registrar en mi memoria situaciones, posturas, ambientes, sensaciones. Durante años he intentado relacionarme con la tranquilidad y la armonía, así que viene todo como una búsqueda con algo de intención. Lo importante es que algo o alguien (o algo-de-alguien) me hace sentir emoción y a veces siento que lo puedo trasladar a una obra. Parece como un vínculo, que en mi caso particular solo dura un tiempo definido. Luego está el proceso técnico aprendido, que es el puerto y el ancla para materializar la obra, que antes es idea. Durante este camino intento improvisar y variar en alternativas para hacer más entretenido el proceso técnico. Intento inducir un estado más intuitivo para pintar y dibujar.

¿Qué pesa más, la técnica o la inspiración? ¿Por qué?

En mi caso soy consciente de que las dos cosas tienen mucho peso, también es porque es algo con lo que estoy de acuerdo y es mi deseo. La inspiración es intuitiva y se desarrolla en el espacio de lo inconsciente, de ella solo puedo decir que disfruto atento el momento y tiempo después analizo el resultado. La técnica ha sido siempre una decisión propia, dibujar y trabajar a diario porque me gusta, porque lo disfruto y porque al exigirme más cada vez consigo resultados que deseaba. La técnica también es la mejor manera que he encontrado para compartir mi trabajo, que es mi visión sobre el mundo que nos rodea. Me gusta pensar en un arte desprendido, donde me reconozco particular y único y mi obra es la aportación a la sociedad, a la humanidad.

¿Tiene algún ritual para crear?

Más que un ritual sé que en cierta medida he analizado y reconozco ciertos estados y situaciones que benefician la creación de una obra, solo hablo en mi caso particular pues en cada uno es diferente. Una situación es trabajar, dibujar, pintar, del natural, de la realidad misma. Durante la experiencia del natural el dibujo y la pintura son más intuitivos. Hacerlo de esta forma se ha vuelto muy importante en mi proceso, con el pasar de los años. El otro estado lo he reconocido en la contemplación del paisaje. Más cercano a la idea y a la visualización de ésta. Quiero decir que el estado de tranquilidad y emoción en armonía que me producen muchos sitios y espacios (arquitectónicos, urbanos, naturales) es para mí una especie de material conductor que conecta con sentimientos y sensaciones, y esta emoción que se produce enciende el proceso creativo.

¿Qué artistas considera que han marcado nuevos rumbos en el campo artístico de la pintura y el dibujo?

Son muchos, en mi opinión. Cada persona, y cada artista, debe tener sus artistas favoritos y que se nos presentarán en momentos como marcadores e influencias. Menos el reconocimiento de unos cuantos famosísimos de siempre, cada quien debería estar siempre buscando nuevos artistas favoritos, y diferentes niveles de admiración, y diferentes admiraciones para conseguir nuevos ideales, unas en el dibujo, otras en la pintura, y aunque sea pintor, otras en la música; otras en la escultura, otras en la literatura y así hasta el infinito, para que nuestras vidas (más la de los artistas) se alejen de lo lineal y de lo preconcebido. Fuera la norma, somos seres humanos y artistas.

Emmanuel Luna (Maracaibo, Venezuela, 1973)

Licenciado en Bellas Artes por la universidad Cecilio Acosta, Venezuela. Estudios de Doctorado en Pintura, Imagen y Diseño en la universidad de Salamanca. Su propuesta se desarrolla a partir de un dibujo realista que va y viene en el soporte, pasando a ser pintura o profundizando en el dibujo más experimental con técnicas mixtas.
Ha participado en diversas exposiciones colectivas entre las cuales resaltan Shanghai Art Fair, Art Miami, FIAM Madrid, FIA Caracas, FIAM Maracaibo, Toronto International Art Fair, Skopje-Biennale des Jeunes Créateurs, así como exposiciones grupales e individuales en Maracaibo, Caracas, Miami, Panamá, Salamanca, Madrid, Roma, Shanghai y Pekin.

Ha sido reconocido con becas para el estudio y la investigación del arte del gobierno venezolano, como artista plástico en Maracaibo, ha sido primer premio de pintura en la Facultad de Bellas Artes de Salamanca, colección Ayuntamiento de Salamanca, colección Centro de Arte de Maracaibo CAM LB.

Desde el año 2003, desarrolla su obra y sus investigaciones en la ciudad de Madrid donde es profesor del taller de Dibujo y Pintura en El Enclave academia de arte.

Actualmente muestra su obra permanentemente en 1001 Art Gallery Shanghai.

Web: emmanuelluna.weebly.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar