Los desafíos abiertos para el Mercosur

el .

(Tiempo estimado: 6 - 12 minutos)

El bloque comercial que integran la Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y ahora Venezuela ha alcanzado, luego de cuatro lustros, cierta articulación de sus economías al mejorar los intercambios intrarregionales, pero un verdadero mercado común parece aun lejano. La necesidad de implementar en cada país políticas económicas de coyuntura frente a contingencias de la economía local e internacional plantea interrogantes sobre el grado de complementación que alcanzarán sus integrantes. La suspensión de Paraguay introduce la política en la coalición económica regional.

Por Gustavo García*

Cristina en la Cumbre Mercosur

Dos décadas después de su nacimiento formal, en lo que se conoció como el Tratado de Asunción, el Mercosur ha tejido trabajosamente un historial de prácticas comerciales y culturales que han ido aportando mayor solidez al intercambio del bloque, pese a los obstáculos que permanentemente deben afrontar sus integrantes.

 

Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y la recientemente incorporada Venezuela tienen tantos puntos en común como disensos a la hora de pactar en el área del comercio exterior. Limar las asimetrías que generan las tremendas diferencias de escala en el aspecto económic o sigue siendo uno de los desafíos mayores para evitar que el pez grande se coma al pez chico, reclamo que habitualmente llevan adelante los integrantes más pequeños del grupo.

 

La integración comercial a nivel regional, ya no solo dentro del propio bloque del Mercosur, ha arrojado resultados más que alentadores. Por lo pronto, en los últimos 20 años la pobreza en América Latina se redujo del 48% al 31%, y existe una marcada voluntad en los mandatarios en acelerar los entendimientos en el plano comercial, político y cultural.

 

Sin embargo, el espíritu de bloque ha encontrado alguna resistencia en los vecinos, sobre todo en Chile y Colombia, que privilegian sus lazos comerciales vigentes con Estados Unidos, tanto que tienen firmados sendos Tratados de Libre Comercio (TLC), un instrumento que Washington suele utilizar para potenciar sus beneficios y que horada las políticas regionales.

 

Porque las asimetrías entre las naciones son relevantes, y lleva tiempo aceitar el mecanismo: el Mercosur apenas si ha sumado un miembro en 21 años, Venezuela, y no sin inconvenientes; tiene, en cambio, una lista de países asociados conformada por Chile, Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú (estos cuatro últimos, integrantes de la Comunidad Andina de Naciones).